Comentarios

¿La proteína ayuda a ganar velocidad en la carrera?


Una nutrición adecuada te ayuda a rendir al máximo durante el ejercicio. La proteína es un macronutriente esencial que ayuda con el crecimiento muscular y la reparación. Si bien la proteína puede ayudar a su recuperación después de una carrera difícil, consumirla no lo hará mágicamente correr más rápido o más lejos. Sin embargo, consumir los tipos correctos de proteínas en momentos estratégicos puede ayudarlo a entrenar de manera más inteligente y más dura. La proteína en sí no hace que corras más rápido, pero puede facilitar la recuperación y las ganancias de fuerza que lo hacen.

Importancia de la proteína

Los corredores, junto con otros atletas, necesitan una mayor ingesta de proteínas que la persona sedentaria promedio, dice la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva en una declaración de posición de 2007. La proteína puede ayudar a los corredores a recuperarse adecuadamente del entrenamiento, mejorar la inmunidad y crecer y mantener la masa muscular magra. La proteína es un componente de cada célula del cuerpo.

Entrenamiento previo

El consumo de proteínas antes de un entrenamiento puede ralentizarlo. Las proteínas requieren energía para digerir, lo que significa menos para su carrera. También toma mucho tiempo descomponerse y absorberse, lo que lo convierte en una fuente pobre de combustible rápido. El entrenador de resistencia y asesor de atletas olímpicos, Chris Carmichael, explica que las comidas previas al entrenamiento deben consistir en aproximadamente 80 por ciento de carbohidratos (piense en rosquillas, pastas o frutas) y solo 10 por ciento de proteínas. Su cuerpo convierte el azúcar en los carbohidratos en glucógeno que luego almacena en los músculos como combustible.

Post entrenamiento

Todavía necesita carbohidratos después de un entrenamiento cardiovascular intenso, como una carrera, pero también se beneficia de algunas proteínas en esta comida. Los carbohidratos ayudan a reponer el glucógeno en los músculos, mientras que la proteína facilita la reparación y el crecimiento muscular. La reparación muscular más rápida significa que puede encajar en más sesiones de entrenamiento, lo que puede ayudarlo a aumentar la velocidad. Los músculos más fuertes también pueden mejorar tu velocidad.

Estrategia

La mayoría de los nutricionistas deportivos dicen que su nutrición posterior a la carrera debe contener una proporción de 3 a 1 o 4 a 1 de carbohidratos a proteínas. Una comida o merienda con 10 a 20 gramos de proteína después de la carrera suele ser suficiente, dijo la dietista registrada Lisa Dorfman a la revista "Running Times" en 2009. Consumir esa merienda dentro de los 30 minutos de su entrenamiento es crucial. Buenas fuentes de proteínas incluyen huevos, pechuga de pollo y yogurt. La proteína de soya en polvo, los frijoles y el cáñamo son opciones vegetarianas. En el transcurso de un día, trate de consumir al menos 1.4 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal, o 0.64 gramos por libra, para satisfacer las necesidades de su cuerpo activo, dice la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva. Además de comer suficiente proteína, incluya entrenamientos de intervalos y carreras de tempo que desafíen su capacidad aeróbica, la rotación de las piernas y las tasas de consumo de oxígeno para aumentar la velocidad.