Misceláneos

Uso de la manguera de compresión después del reemplazo total de rodilla


La cirugía de reemplazo total de rodilla constituye una de las cirugías más grandes, invasivas y complejas que realiza un cirujano ortopédico. El hecho de que el reemplazo quirúrgico de rodilla se haya vuelto bastante común no disminuye la gravedad del procedimiento ni su impacto en el paciente. La recuperación de esta cirugía depende en gran medida de su fuerza de voluntad y resolución. Un factor importante es su disposición y deseo de seguir instrucciones médicas. La manguera de compresión, o medias, es una herramienta importante que usará en su recuperación del reemplazo total de rodilla.

Propósito

La manguera de compresión no es atractiva, ni siquiera cómoda. Son blancos, gruesos y apretados, y ruedan desde el tobillo hasta la cadera. La mayoría de las personas echan un vistazo y se encogen. Pero estas medias antiestéticas tienen un propósito simple que podría salvarle la vida. Al comprimir la pierna, la manguera de compresión mantiene la hinchazón al mínimo y fomenta la circulación adecuada.

Sin una buena circulación, se pueden formar coágulos de sangre en las venas, especialmente en lo profundo de la pierna. Si un coágulo de sangre llega a su corazón, cerebro o pulmones, corre el riesgo de morir. Además de la manguera de compresión, es posible que deba tomar medicamentos anticoagulantes y hacer ejercicios para las piernas después de la cirugía para promover la buena circulación y evitar la formación de coágulos sanguíneos.

Usar manguera de compresión

Cuando se despierte de la cirugía de reemplazo de rodilla, se colocará una media de compresión en la pierna que se sometió a la cirugía. Dependiendo de su situación, también puede tener uno en la otra pierna. Sus instrucciones posquirúrgicas incluirán usar una manguera de compresión durante varias semanas.

Cambie su manguera de compresión cada pocos días para lavarlos, o se volverán malolientes. Lávelos a mano o en el ciclo delicado en su lavadora, luego seque al aire. Poner y quitar la manguera de compresión es difícil. Que alguien te ayude a hacer esto. A pesar de estas dificultades, los beneficios de la manguera de compresión superan con creces el factor de molestia. Es fácil lavar la ropa. Lidiar con un derrame cerebral o un ataque cardíaco no es tan simple.

Reemplazos

Como necesitará usar un par de mangueras de compresión mientras lava el otro, recuerde hacer dos cosas antes de salir del hospital. Primero, asegúrese de irse con un conjunto extra de medias. Segundo, pregúntele a su cirujano a dónde ir si necesita más manguera de compresión. Si los rasga, o tiene un accidente que los deja inutilizables, reemplace las medias inmediatamente. La mayoría de los hospitales los llevan, y con una receta médica, puede obtener una manguera de compresión de repuesto sin cargo.

Duración del tratamiento

No decidas simplemente dejar de usar tu manguera de compresión un día. Espere hasta que su médico lo autorice antes de detenerse. Dependiendo de su condición y tasa de recuperación, es posible que pueda quitarse las medias más temprano que tarde. Pero usted no es el experto: su cirujano le dirá cuándo quitarse la manguera de compresión para siempre. Seguir las órdenes de su médico es la clave para una buena recuperación de la cirugía de reemplazo total de rodilla.